top of page
  • Foto del escritorVocablo

Poema, memoria y violencia

Actualizado: 14 jun

Richard Arévalo presenta Retorno del colibrí, su undécima individual inspirada en el poemario “Exhumaciones del colibrí” de Edián Novoa. Va en Cholo Terco.



Las propuestas de Arévalo parten del ámbito de la gráfica y se desplazan hacia la construcción de instalaciones, donde el aspecto asociativo de cada obra activa la memoria y exhorta a indagar en nuestra historia. La memoria aquí se vincula con la violencia y la desaparición en el Perú, especialmente la ocurrida entre 1980 y 2000. El poemario editado en 2023 representa el punto de partida y sirve como estructura para organizar sus trabajos a partir de la idea de fosas, incorporando nombres como Lalito, Esteban, María y Gregorio.


La muestra es una propuesta en proceso o “work in progress” organizada bajo la idea de una investigación criminalística. La aparición y acumulación de documentos y pruebas aluden al desarrollo de una investigación forense, donde los elementos se irán depositando y organizando en dos sectores o fosas, que son las propias salas del centro cultural. Ilustra la acción forense al descubrir cuerpos de información que, poco a poco, encuentran su espacio en el armado de un rompecabezas investigativo, con la esperanza de encontrar a los culpables.



Arévalo ha estado desarrollando su proyecto desde una perspectiva conceptual cada vez más compleja, refinada y sólida. Su juego asociativo con citas e intertextualidades abarca desde la literatura, como el escrito de Novoa y anteriormente con Pizarnik, hasta referentes visuales como el movimiento Dadá, Fluxus, Warhol, Alfredo Márquez, Juan Javier Salazar, Jerry Martin, y la tipografía de Eduardo Tokeshi y Marcel Velaochaga, entre otros.


Sus instalaciones constituyen centros de memoria, puentes que, desde el sentido del collage y el readymade, permiten conectar el papel con las cajas de madera que evocan las del vendedor ambulante y funcionan como contenedores de memoria. Banderas y otros soportes, por su composición gráfica, nos conectan con el “unku” incaico o los textiles Paracas, donde se desarrolla, a modo de cuadrículas, la presentación en silueta de personajes anónimos en situación de desaparición. El juego tipográfico produce una movilización visual y una angustia interesante al desplazarse sobre los soportes, generando la imagen de una identidad por definir.



Si hay algo que debemos reconocer en Richard Arévalo es su capacidad creativa y su habilidad para desenvolverse de manera febril, jugando y produciendo con una materialidad diversa y sin tapujos. Sus obras se conectan y ensamblan según los temas sociales de violencia y desaparición en los que ha venido trabajando constantemente, lo cual le ha permitido que sus muestras gocen de una diversidad de medios y resultados visuales, sin perder la conexión con la lógica que subyace en ellas: conjugar lo lúdico, la fragilidad, la brutalidad y la fuerza, sin perder su esencia poética (Juan Peralta - curador).



III. PRÓXIMAS PREGUNTAS

si los 6 millones de judíos del holocausto hablaran

¿escucharíamos sus historias?

si las 69 mil víctimas del conflicto renacieran

¿pediríamos perdón?

si los 22 mil desaparecidos volvieran

¿reconciliaríamos las discrepancias?

las osamentas recordarán sus guerras

la de ser soldado en lucha fratricida

la de ser víctima en engranaje afinado

la de seguir banderas como perros tras los huesos

si el hombre mata al hombre

¿para q entonces exhumar mi cadáver inconcluso?

son 206 huesos q compiten entre las fauces

el cráneo se resiste a ser repositorio

a ser embudo

a ser calavera que salvaguarde el regreso

los 32 dientes muerden al unísono el pan

la quijada se planta en carcajadas

el tórax anhela el aire q lo henchía de emoción

¿no es la moneda la q decide?

somos el reverso y el anverso

somos menos las manos q las arrojan al cielo

somos más las prendas q hallaremos en las fosas

deja en paz mi osamenta

descuelga el libro cada mañana

sé la araña en sus hilos

q el veneno no muera contigo

descuelga el libro cada tarde

sé la mujer q desentierra la memoria

q florece con su aliento la tierra

descuelga el libro cada noche

sé el pueblo q muerde su rabia

libera el alma para el retorno del colibrí.


Edián Novoa


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page