top of page
  • Foto del escritorCzar Gutierrez

ArtMo muestra transatlántica

Actualizado: 22 abr


Un impresionante bloque de 46 artistas provenientes de 14 países inauguran el Festival Internacional de Arte Contemporáneo ArtMo: Del rostro a la máscara:  Juegos, ocultamientos y alteraciones de la identidad. Tiene el respaldo de la Fundación Francis Naranjo, Fugaz Arte de Convivir y el Gobierno de las Islas Canarias. Escribe: Czar Gutiérrez

 

Los delirios del yo | Coco González (2024)
Los delirios del yo | Coco González (2024) - Chile

 

Probablemente no exista otro objeto con tanto poder simbólico para imponer su presencia en el arte que la máscara. Presencia que no solo ha sido recurrente sino profundamente significativa en su evolución. Gracias a ese subyugante juego entre identidad y falsedad, que explora los conceptos de realidad y representación, la máscara trasciende lo físico para desvelar asuntos como identidad, dualidad, ocultación y revelación. Así es como se convierte en una representación de las múltiples capas que componen la identidad humana.

 



Luis Montes Rojas | Hysterie (2016) - Chile
Luis Montes Rojas | Hysterie (2016) - Chile

“Toda mente profunda necesita de una máscara”, dijo Nietzsche. Y todo indica que tenía razón. Porque es en la multiplicidad de intersecciones que invoca —lo tangible y lo intangible, lo visible y lo oculto, el ser interior y el mundo exterior— donde gravita su poder simbólico, el núcleo de la metáfora. Que es, como sabemos, el corazón del arte. 

 

Mediadora histórica entre lo humano y lo divino, la carga simbólica de la máscara transformada en objeto artístico sostiene su poder en aquella inherente dualidad: al ocultar la identidad original, sus múltiples significados detonan estéticamente. ¿Qué es lo que nos define como individuos? ¿Es nuestra identidad intrínseca o se trata de un disfraz que usamos para interactuar con el mundo? Una máscara es un desafío a los límites de nuestra percepción, un cuestionamiento a cualquier verdad instituida.

 

Caras y caretas

 

Y precisamente la máscara es el leitmotiv de esta nueva edición de ArtMo, el Festival Internacional de Arte Contemporáneo que esta vez lleva el título Del rostro a la máscara:  Juegos, ocultamientos y alteraciones de la identidad. Un impresionante bloque de 46 artistas provenientes de Gran Canaria, España (Eduardo Caballero, Teresa Correa, Acaymo S. Cuesta, Francis Naranjo, Carmen Caballero, Abraham Riverón), Polonia (Izabella Jagiello), Francia (Julie Pichavant) y Senegal (Mamadou Gomis).

 


REBAÑO Marcos Figueroa - Argentina (2024)

El contingente sudamericano llega desde Argentina (Marcos Figueroa), Bolivia (Alejandra Delgado, Joaquín Sánchez, Liliana Zapata), Chile (Víctor Hugo Bravo, Gabriela Carmona, Coco González, Antonio Guzmán, Pamela Iglesias, Luis Montes, Pablo Núñez), Ecuador (Rosa Jijón & Francesco Martone, Suamy Vallejo), Paraguay (Fernando Allen, Marcos Benítez, Paola Cabrera, Silvana Domínguez, Alfredo Quiroz, Bernardo Puente), Uruguay (Federico Arnaud, Lucía Draper, Gustavo Tabares) y Venezuela (Nelson Garrido).

 

Y como no podía ser de otra manera, la delegación peruana está compuesta por Graciela Arias Salazar, Wendy Castro, Verónica Noriega, Henry Ortiz, Juan Pacheco, Antonio Paucar, Franci Quirita, Israel Tolentino y el Taller Cono Norte (Elie Angles, Miguel Lescano y Liliana Ávalos).

 

Arte y migración: la máscara como identidad en tránsito

 

Crisis económica, pandemia, desastres naturales, guerras y otras disrupciones en el movimiento social alteran su tejido. Por ejemplo, las migraciones. Esas identidades híbridas quedarán expuestas, en este caso, al lente crítico del arte, que examina las metamorfosis de sus protagonistas y las corporeiza a través de diversas expresiones artísticas: audiovisuales, escultóricas, fotográficas, documentales y todas las variables pictóricas posibles.

 


EL ORIGEN DEL RACISMO Acaymo S. Cuesta (Gran Canaria. España) -2021/2022

Multiplicidad de elementos gravitan en torno a la máscara como símbolo cargado de significado y significantes. Es también un testimonio de la identidad en tránsito. Representa la capacidad del individuo para readaptarse y acaso metamorfosearse con su nuevo entorno, al tiempo que esconde, recubre y atesora su verdadero ser. La máscara, en cuanto vehículo de expresión cultural, trasciende barreras lingüísticas o geográficas de cara a experiencias compartidas de migración y cambio.

Víctor Hugo Bravo y Gabriela Carmona (Chile)

 

¿Cuán múltiples son las capas de identificación que contiene un solo ser humano? ¿Qué aspectos identitarios se esconden al enfrentar nuevos desafíos? ¿Cómo negociamos nuestro ser en un mundo que evoluciona? Estas son algunas de las interrogantes agazapadas tras cada objeto artístico de esta colectiva a todas luces monumental.

 



Así, además de documentar la migración, ArtMo 2024 también promueve la empatía, el diálogo intercultural y la interconexión: somos seres en movimiento y en transformación perpetua. La máscara entonces resulta un vehículo invaluable para la representación simbólica de las mutaciones.

 

 

Máscara y otredad: hablemos de esa dialéctica

 

La otredad —ese concepto filosófico que aborda la idea de la alteridad o la condición de ser otro— enlaza intrínsecamente con la imagen de la máscara: ambos conceptos exploran la complejidad de la identidad y la relación entre el ser y el otro, revelando las múltiples capas que conforman la experiencia humana.

 


LA BALSA Graciela Arias (Pucallpa - Perú) Díptico Acrílico sobre lienzo 100 x 100 cm. 2024

Si la máscara, como objeto artístico y cultural actúa como un velo, también revela otras facetas del ser. Es una manifestación tangible de la otredad porque permite asumir roles que van más allá de su cotidianeidad. Una máscara también desafía las nociones convencionales de autoconciencia: uno es otro.

 

Pero va más allá de una simple ocultación o transformación superficial: la máscara también refleja expectativas y prejuicios, desvela la naturaleza fluida y contingente de la identidad y los dilemas socioculturales en la construcción del yo. La máscara adelgaza la distancia entre el ser y el otro, la brecha existencial que separa a los individuos. Es un puente que los conecta gracias a su capacidad para representar y comunicar experiencias compartidas de alteridad.



B: (B de Bernardo) Alfredo Quiroz (Paraguay) Fotografía y sublimación en tela 147 x 167 cm. 2024

 

¿Cómo nos definimos en relación con aquellos que son diferentes a nosotros? ¿Cómo negociamos nuestra autenticidad en un mundo caracterizado por la diversidad y la multiplicidad de perspectivas? La máscara, como metáfora de la otredad, explora estas complejidades, al tiempo de invitarnos a celebrar nuestra capacidad para trascender las limitaciones de la individualidad en un planeta en crisis.

 


Delegación de artistas y curadores - Foto: Raquel Foinquinos


De esta manera, uniendo a artistas y creativos de diversos rincones del mundo, el festival ArtMo 2024 ya es un paradigma ineludible en el desarrollo del arte contemporáneo.

 

Lugar: Casa Fugaz – Monumental Callao

Dirección: Calle Constitución 250, Callao

Fecha: Del 20 de abril al 11 de agosto de 2024

Entrada: Libre

146 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page